Archivo de la etiqueta: taller

Taller: Cómo armar la manada sexo-afectiva

Taller: Cómo armar la manada sexo-afectiva

https://destructorasdemaquinas.wordpress.com

http://luddismosexxxual.tumblr.com

http://luddismosexxxual.blogspot.com

destructorasdemaquinas@hecsa.com.ar

Duración: 3 hs. máximo

Primera parte: Dinámicas de relajación corporal.

Lxs facilitadorxs explicar los motivos para realizar trabajos corporales de confianza con otras personas.

1. Juegos:

a) primer juego – presentación: quienes participan se ponen en círculo de pie y una a una dicen a quiénes conocen (dicen los nombres en voz alta), los llevan al centro y se abrazan todas juntas calurosamente. Es deseable que para arrancar lo hagan las facilitadoras.

b) segundo juego: mientras la gente camina aleatoriamente, lxs facilitadorxs van diciendo en voz alta números del 1 al 10, con la consigna que las personas se agrupen espontáneamente de acuerdo a este número (por ejemplo, si decimos 5, tienen que quedar grupos de 5 personas; que no necesariamente sean amigas o se conozcan entre ellas).

c) después del segundo juego la idea es que queden en por lo menos dos o cuatro grupos (la cantidad varía de acuerdo a cuántas personas participan, sugerimos no más de 20 personas por taller, por ejemplo, cuatro grupos de 5 personas cada uno). Se les piden que se tomen de las manos y comiencen a enrollarse sobre sí mismos en espiral hacia el centro de la espiral. Luego, lxs facilitadores unen las manos de manera azarosa de las personas de los extremos (primera del espiral y la que quedo última). La intención es que queden entrelazadxs. Entonces, se les pide que desenrollen sin soltarse las manos, aunque eso no será siempre posible.

d) tercer juego: se les pide que tomen a la persona que quedó a su izquierda del último juego. Se les indica que se coloquen una persona adelante y otra atrás. La persona que queda delante debe mantener los ojos cerrados todo el tiempo, y la de atrás la guiará tomándola de los hombros sin mediar palabra a través del espacio donde se esté realizando la actividad por al menos un minuto. Hay que evitar que la persona que no ve se tropiece, se caiga o se golpee. Luego se cambian los roles y se repite la acción.

Segunda parte: Debate acerca de los aparatos de captura de la heteronorma y el heterocapitalismo

Explicar qué es y cómo funciona un aparato de captura (Cf. Mil Mesetas, Deleuze y Guattari).

Preguntar en voz alta cuáles son los aparatos de captura que reterritorializan el régimen heterocapitalista normativo. Y escribir ya sea en una pizarra o en un rotafolio un ejemplo: el amor romántico.

Este es un momento de tormenta de ideas y lluvia de conceptos donde las facilitadoras hacen hincapié en aquellos aparatos de captura que consideramos más relevantes, como ser la propiedad privada, los celos, la pareja, el copyright etc.

Se puede pedir que reflexionemos acerca de cómo afectan tristemente estas pasiones nuestras existencias.

Tercera parte: Debate sobre los dispositivos de desubjetivación estratégicos.

Explicar que estos dispositivos no constituyen ni recetas ni fórmulas, ni son un manual de conducta del buen disidente queer. Se trata, más bien, de propuestas de ejercicios de exploración y experimentación que posibiliten devenires que acrecienten las potencias de nuestros cuerpos. Es fundamental explicar también la noción de devenir (por ejemplo que no se trata de una identidad, que es siempre minoritaria, no es algo a lo que se llega -resultado- sino que hace hincapié en el proceso, no hay una transformación en el devenir en términos estables, etc. Cf. Mil mesetas. Deleuze y Guattari)

Primero escribimos en la pizarra o rotafolio, un ejemplo (por caso, devenir orgía, dejarse caer, decir que no, prefer not to, política negativa de la experimentación sexo-afectiva o contrasexualidades), y solicitamos que aporten sus propios ejemplos. Es menester que se dirija la atención hacia aquellos ejemplos tales como:

a. prácticas que rompan las fronteras del régimen de visibilidad vinculado a la bioasignación heterosexuada de los cuerpos, y la separación heterocapitalista entre deseables y abyectos, masculinos y femeninos, etc.

b. afectaciones alegre y uso reflexivo de los placeres.

c. prácticas y juegos BDSM.

d. sexo con amigas y amigos.

Image

Etiquetado , , ,

TALLER DEVENIR ORGÍA Y MAGIA SEXUAL

TALLER DEVENIR ORGÍA Y MAGIA SEXUAL

https://destructorasdemaquinas.wordpress.com

http://luddismosexxxual.tumblr.com

http://luddismosexxxual.blogspot.com

destructorasdemaquinas@hecsa.com.ar

Duración del taller: 3 horas mínimo

SI NOS ORGANIZAMOS COJEMOS TODXS

Circulación –de manera práctica- de una serie de armas mágicas para la organización de una orgía comunal y posterior desarrollo de una orgía con quienes asistan al encuentro a partir del despliegue de prácticas sadomaso, componentes somáticos y verbales y de magia sexual.

Orgía como corriente horizontal y descentrada de flujos deseantes, cuya apuesta política se inscribe en la potencial descodificación de los cuerpos y los deseos / placeres, tal como aparecen heteronormalizados y administrados por el heterocapitalismo y sus ordenamientos disciplinarios.

Devenir orgía en su potencia desterritorializante, devenir que hace estallar, en sus desbordamientos insumisos, los límites naturalizados entre cuerpos deseables, cuerpos deseantes y cuerpos excluidos o invisibilizados.

En nuestra orgía es menester que todxs participemos con todxs, desdibujando así las fronteras identitarias y sexo-expresivas para devenir magma ardiente, manada.

Incitamos a explorar esos devenires con otros cuerpos y otros deseos.

Potencia insubordinada, desobediente e insurrecta, el devenir orgía supone una erosión de la idea misma de sujeto, ya que no hay “sujeto de la orgía”, solo circulación deseante.

Pautas Básicas

A los efectos del desarrollo de la orgía proponemos una serie de pautas básicas, que parten de experiencias previas:

es condición participar activamente de la orgía.

la figura del vouyeur solo puede ser llevada a cabo sin ropa de ninguna índole o como tacteur.

no se permite tomar fotos ni filmar.

debemos quitarnos la ropa al iniciar la orgía (como máximo, podemos dejarnos una única prenda, pero evitando aquellas especialmente incómodas para la propia práctica de la orgía, como los jeans o zapatos).

podemos vestir un atuendo orgíastico BDSM.

debemos desprendernos de nuestras identidades (cualesquiera sean) al ingresar al recinto ritual, como así también de las prendas que vestimos, deshaciéndonos comunalmente.

es necesario un ambiente climatizado (todo el calor que se pueda sin deshidratarse), mantas, almohadones y almohadas, y colchones por el piso, pañuelos y vendas para cubrir ojos.

ambiente: luces bajas, se puede quemar tomillo o salvia,

música apta para la relajación y la disposición sensoafectiva como por ejemplo Durruti Column y Martin Gore (sin letra para no desconcentrar)

Desarrollo

Es menester la figura de por lo menos dos personas como facilitadoras del taller. Estas personas se encargan de ubicar a quienes participan en la orgía espacialmente, proponer una serie de armas de descodificación y mantras (que pasaremos a explicar más adelante), y están atentas a cualquier requerimiento tales como brindar agua, entregar profilaxis, si alguien la necesita (aunque la orgía no estimula especialmente las prácticas penetrativas peneanas), acompañar al baño, o cualquier otra eventualidad que pudiera surgir.

Lxs facilitadorxs presentan y explicitan cómo funcionará el taller de manera de quienes están presentes decidan si permanecen o se retiran (Aviso: cualquier persona puede retirarse en cualquier momento del taller, nadie está obligadx a permanecer contra su voluntad).

Es tarea de quienes están en la posición de facilitadorxs, vendar los ojos de las participantes ya sea con pañuelos, como cualquier otro elemento; para evitar que la afectacion sexual con los cuerpos no esté anclada en lo visual y sus semióticas disciplinarias usuales. Asimismo, los ojos vendados estimulan y acrecientan otras potencialidades corporales y sensoriales, como ser tacto, olfato, sabor.

Primer momento (gnosis – estado alterado de conciencia): Con los ojos vendados se le pide a quienes participan que giren sobre su eje en circulos repitiendo los siguientes mantras: No se trata de lo que sabes sino de lo que podés probar y Nada es verdad, todo está permitido. Luego, los sentamos en el piso y los cambiamos de lugar para que pierdan su sentido de orientación de partida, deshaciendo una vez más las lógicas de selección de proximidad corporal por afindiades previas a la actividad o afinidades visuales concientes. Al cambiarles de lugar, se intenta que olviden a quién tenían al lado. Se invita a fumar una pipa con marihuana, y una libación con vino (optativos). Esta etapa es bien importante, porque del clima que logremos aquí, dependerá mucho el devenir de la orgía. Después, les pedimos que se recuesten hacia el lado izquierdo con la indicación de que si caen sobre algún cuerpo permanezcan en esa posición.

Segundo momento tod*s están acostados en el piso, podemos empezar sugiriendo que se froten un*s con otr*s; luego, usar las manos para tocar a quien tengan a su izquierda; posteriormente la boca, pare reconocer ese cuerpo en toda su superficie, con lengua, labios, explorar así al otr* a través de lamidas, besos, chupones, succiones. Entregarse al juego.

Lxs facilitadores mueven de lugar a las personas de acuerdo al grado de incomodidad que perciban o si alguna situación reterritorializa la norma heterofascita.

Finalmente alentar a masturbarse y masturbar a quien tienen a la izquierda.

Quienes facilitan la escena de juego participan como “magos tóxicos” que contagian la afinidad alegre del devenir orgía.

Image

Etiquetado , , ,